¡Y hay poetas que son artistas y trabajan sus versos como un carpintero las tablas!

jueves, 16 de agosto de 2007

Amor platónico

Un filósofo griego llamado Platón, planteó en sus «Diálogos» un espléndido análisis sobre el amor. Una de las clasificaciones que le dio a éste fue el amor lejano a lo sensual, el amor en concepto más elevado, el amor a la belleza, amor intelectual no físico. Aunque el filósofo planteó ésta idea como un amor que podía darse entre un hombre y un muchacho, los Neoplatónicos llegaron a la conclusión que el «amor platónico» llega cuando se supera la sensualidad, cuando existe una unión exclusiva de las mentes de los amantes.

Por estos días he tenido la idea de repasar esos diálogos de Platón, entender más sobre esta clase-tipo-clasificación (que fríos conceptos) de amor. Ahora mismo creo tener un brote de éste tipo de infección platónica, y curiosamente me recuerda mucho a ésta película de Jean Reno: Leon, qué además es curioso que se llame como yo.

Ahora siento que debo encontrar a mi Mathilda, yo el viejo asesino (de corazones), vivído, solitario, acompañado siempre de una planta que le mira casi con lástima, y ella, con la inocencia floreciéndole en todos lados, hermosa sin duda, pero tan frágil y pequeña.
Así pues, mi Mathilda, que tampoco tiene puestos doce años, me llena la mente algunas tardes, y a pesar de que no puedo sentir más por ella que una sensación, de aquello que enternece, pero que no pertenece al mismo plano de los terrestres,

Me gusta imaginar que soy Leon (el otro) y protejo a mi Mathilda y al final, seguro, como el la cinta, le romperé el corazón.

De vez en vez todos deberíamos soñar con un amor platónico, quizá no como el de Leon y Mathilda, pero quizá como solo ustedes pueden imaginarlo, ya me contarán de eso. Hasta pronto.

5 comentarios:

Adise dijo...

Uuuuhhh, yo he tenido taaaantos amores platónicos...y bueno, el hecho de ser así ya implican la imposibilidad de que se realicen, así que, como que mucho no se lo recomiendo a la gente. Ojalá los míos se hayan acabado ya.

Un besito.

P.D.: Lo de England es pasado, es una experiencia que ya pasó, y la verdad es que a pesar de todo, guardo muy buenos recuerdos de ese mes.

Irantzu dijo...

Está manoseado el término "amor platónico", y su acepción actual ya no se corresponde con la de Platón... y bueno, me gusta el concepto original, creo en eso.
A mí si me seduce algo es la inteligencia. Es como eso que decía el tipo de El Lado oscuro del corazón: no me importa el físico, me importa que sepan volar.

Dedé dijo...

Yo también tengo un par de esos amores platónicos (aunque no sé si entiendo el concepto exactamente igual que lo describió Platón, me da mucha pereza leerlo...)

Creo que hay algunos que duran para siempre, aunque sólo sea en sueños, en el mundo de la imaginación. Y a mí me gusta tenerlos, son las musas perfectas para mis historias de amor...

Por cierto, genial la película de Leon el profesional... una de mis preferidas!

Besitos de fresa

Lucila dijo...

Soñar esos amores aunque lo mejor es concretarlos que a la larga puede que no sean como en sueños pero vale la pena, de cerca es más interesante.
Saludos!

JJ - dijo...

Los amores soñados son estupendos aunque pernocten en nuestro cama sólo de esa manera siempre son geniales.
Además funcionan de lo mejor.
Siempre creo que podemos ir más allá de esos sueños es cuestión de querer alcanzarlos.
Y coincido en que todos deberíamos caer en esa tentación de amores platónicos.
Espero puedas abrazar a tu Mathilda.
Besos León.!